AMIGOS DE NOTELODIGO...

jueves, 7 de enero de 2010

LA PARED


Miles de veces me siento parte de un paredon de ladrillos iguales, pujando por salirme de la fila.
A veces logro asomar la nariz...en el mejor de los casos, parte de mi cuerpo se desprende.
Pero a fuerza de emparejar los ladrillos, a los que nos salimos un tanto del molde, nos meten a empujones y quedamos todos lisitos y parejos otra vez...
Alguna vez pense que la vida era como un jardin donde cada uno decidia que planta ser: algunos flores perfumadas y bellas...
Otros solo con perfume, otros solo con belleza...
Algunos arboles de agradable y fresca sombra,que se ofrece a resguardar al que lo necesite.
Otros, arboles frutales que dan alimento,nutrientes....
Pero tambien en el jardin de las elecciones,existen cactus que pinchan, yuyos que no tienen ninguna finalidad en la vida...plantas trepadoras, otras "parasitas"...
De todas formas ese paisaje, me atrae mucho mas que ser "un ladrillo" en la pared.
Yo seria un jazmin, amo esa flor...o un cerezo, que da flores bellas y frutos dulces!!!! (si pudiera elegir...).
Pero hay una ruda fuerza que insiste en que seamos los ladrillos imaginarios de una gigantezca e imaginaria pared.
Y las paredes no tienen ni perfume, ni alimentan.
Son estaticas,frias, sin vida.
No me obliguen a meterme en la pared!!!! No soy un ladrillo!!!!!

4 comentarios:

Silencios dijo...

Me ha encantado el escrito, y más coincidir contigo en el jazmín.
Sabes existen paredes que reconfortan el alma de algunos, a estos jamás les podré entender. pero así son algunas vidas, como bien dices.

Besos corazón

NOTELODIGO dijo...

Existen muchas vidas duras,asperas,inflexibles...
apuesto a lo fresco, flexible,y sobre todo vital!!!!
Te sigo en tu blog....muy bueno! besos!

Paulus de Best dijo...

A mí me ocurre lo contrario, fíjate... Cuando intento formar parte de ese muro, a mí me dicen que no quepo entero, que como mucho sólo puedo meter la puntita de un dedo o de un pie, pero que todo lo demás, como los perros, debe quedarse fuera.

Feliz año, señora.
Fuerte abrazo boreal.
Paulus.

Palabras como nubes dijo...

Muy buen posteo, che.
En todos lados se cuecen habas, decía mi abuela, hasta en los jardines, bien lo decís, hay parásitas y son imposibles de desechar, son parte del ecosistema. Entonces, quizá una pared sea también necesaria para las trepadoras. Yo sería una "enamorada de muro", por ejemplo :)

Abrazo
Jeve.